A la hora de contratar una empresa de catering hay que tener en cuenta el tipo de evento que se quiere realizar, pues no es lo mismo el catering para una boda, un almuerzo de empresa, o la inauguración de un local comercial… cada uno tiene unas peculiaridades y unas necesidades distintas. Aún así, hay unos aspectos básicos que hay que contemplar si se quiere acertar en la elección.

empresa catering calidad Barcelona

Claves a tener en cuenta

Para que un evento tenga éxito es importante tenerlo todo bien planificado y organizado y, parte de esa gloria será gracias a un servicio de catering de calidad, por lo que hay que prestar atención a todos los puntos que te detallamos a continuación.

Atención al cliente: La empresa de catering debe responder de forma resolutiva y ágil a todas las inquietudes y necesidades que pueda tener cualquier posible cliente. Además de mostrar seriedad y profesionalidad en todo momento.

Tipología de evento: Bodas, empresas, desayunos, celebraciones… cada evento necesita cubrir unos requisitos determinados, para ello es importante saber si la empresa de catering ofrece servicios para el evento que se quiere realizar.

Experiencia: La antigüedad de la empresa de servicios de catering y el volumen de eventos realizados siempre es un plus a tener en cuenta.

Referencias: Contar con referencias y recomendaciones siempre es un valor añadido a valorar a la hora de contratar cualquier servicio.

Comensales: Existen empresas de catering que solo tienen capacidad de servicio para grupos pequeños, en cambio otras se centran en grandes eventos. Informar del número aproximado de los invitados que asistirán a la celebración es importante a la hora de seleccionar una empresa.

Calidad: Indistintamente de que se ofrezca un almuerzo, una cena, o unos sencillos canapés, la materia prima debe ser de primera calidad. Los productos frescos deben estar en inmejorables condiciones, si son de temporada y de cercanía mucho mejor. Los productos envasados también deben ser de calidad gourmet. Además la empresa debe contar con todos los permisos sanitarios necesarios para operar.

Presentación: Un catering bueno si, pero bonito también. Ofrecer una buena imagen es importantísimo. La comida debe entrar primero por los ojos, por lo que el diseño de cada plato, la presentación del mismo y toda la puesta en escena debe ser armoniosa y agradable.

Exquisitez: Los manjares deben ser de calidad y atractivos, pero también deben ser realmente sabrosos y cumplir las expectativas de los paladares más exigentes.

Flexibilidad: Normalmente las empresas de catering suelen tener un menú estándar en su carta, de la que se pueden elegir los platos que más interese. Pero si se desea incorporar alguna sugerencia nueva es importante que la empresa de catering esté dispuesta a adaptarse a las nuevas peticiones.

Variedad: Es importante saber si existe en el menú opciones para alérgicos, intolerantes, vegetarianos, veganos, o bajas en calorías… para que todos los comensales puedan disfrutar del evento sin pasar hambre.

Degustaciones: Es recomendable degustar previamente el menú seleccionado, para asegurarse de probar y conocer lo que se va a servir el día del evento, aunque cabe decir, que normalmente las degustaciones no son gratuitas y se deberá pagar por el servicio.

Camareros: Son las personas que tendrán un contacto directo con los invitados, por eso deben ir bien uniformados, tener una imagen impecable y ser buenos profesionales. Deben trabajar en equipo, estar bien coordinados, y ser resolutivos. Además de ser cordiales, correctos con los invitados, y en definitiva han de transmitir una buena impresión. Es importante que conozcan los platos que están sirviendo y los ingredientes de los mismos.

Responsable: Siempre deberá haber un responsable durante el evento que pueda coordinar, supervisar y atender los posibles asuntos que puedan surgir.

Adicional: El alquiler de menaje (vajilla, cristalería, cubertería…), mantelería, mesas, sillas, carros, carpas, iluminación… y todo lo que puedas necesitar para que no tengas que preocuparte de nada. Solicitar presupuesto de los servicios adicionales que se requieran.

Extras: Ya se trate de un cocinero en directo, un cortador de jamón, servicio de cocktails, o una performance… todo es posible para hacer del evento un momento inolvidable.

Decoración: Valora la posibilidad de que se pueda personalizar el lugar con una decoración exclusiva. Vestir el ambiente dándole un toque especial, que puede ir desde la colocación de arreglos florales y centros de mesa, hasta adornos y todo el atrezzo necesario.

Programación: Tanto la comida, la sala, el personal, la salida de los platos, las mesas… todo debe estar listo a la hora programada, para que el ritmo del evento fluya según lo planificado.

 

Elegir la empresa de catering
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latitude: 41 deg 14 min 17.8 sec N Longitude: 1 deg 48 min 26.6 dec E