Comiste, bebiste y disfrutaste, pero ahora llega el momento de volver a la realidad y desintoxicarte.

Tras un mes de muchas celebraciones alrededor de la mesa llega el fin de las festividades. Es importante que todo vuelva a su lugar y que volvamos a la rutina, pero también nuestro cuerpo necesita desintoxicarse y, muchas veces, bajar esos kilitos que nos sobran.

 

Cuando el cuerpo está sobrecargado de toxinas –como resultado de una dieta particularmente indulgente pero baja en nutrientes o, de un período sostenido de ingesta alcohólica, por ejemplo– el metabolismo se vuelve más lento. Esto tiene como resultado esa sensación de cansancio, retención de líquidos, sueño intranquilo y aumento de ansiedad. Una depuración restablece todo esto, es como reiniciar nuestro organismo.

 

Una alimentación equilibrada

Empieza reduciendo las comidas cargadas de gluten y lácteos y, eliminando por completo la ingesta de alcohol. También es recomendable eliminar totalmente el consumo de azúcar y alimentos procesados.

Es importante seguir una alimentación variada para evitar desequilibrios nutricionales. Para ello hay que huir de las dietas milagro y de los estrictos regímenes que acaben provocando un efecto yo-yó.

Si buscas perder peso y tener una vida más larga y saludable, la mejor opción sigue siendo una dieta balanceada y moderada, rica en frutas, vegetales, pescados y carbohidratos no procesados.

Recuerda hidratarte. Tomar grandes cantidades de agua es clave para una desintoxicación exitosa.

Infusiones para desintoxicarte

Aquí te dejamos tres clásicos que ayudan a la desintoxicación, a perder líquido y a sentirte más ligera:

Agua con limón: Tomar agua tibia con limón en ayunas es un ritual casero muy efectivo para limpiar por dentro nuestro organismo. Una vez que la ingieras, deja que haga efecto durante media hora antes de desayunar.

Té verde: El té verde es muy recomendable para limpiar nuestro organismo. Si lo tomas con menta te va a dar una sensación de frescor que te hará sentir limpia por dentro. 

Zumo de jengibre: Las infusiones de jengibre son también muy efectivas. Todo lo que tienes que hacer para prepararlas es hervir un trocito de raíz de jengibre y después beber el agua. Puedes suavizar su sabor con un poquito de limón o naranja. 

Implementa actividad física 

Incrementa tu actividad física, sobretodo si tienes una vida sedentaria, a veces con aumentar tus pasos diarios ya puede ser suficiente. Si por el contrario puedes tener una rutina disciplinada añade peso de carga a tu entrenamiento. Levantar peso debe ser parte de la rutina de ejercicios de todos. Hacer un poco de pesas no es solo para las personas obsesionadas con el gimnasio. El peso ayuda a reducir problemas como la resistencia a la insulina, que causa diabetes y enfermedades cardíacas.

 

Mezclar aeróbicos con ejercicios para fortalecer los músculos es la forma más eficiente de controlar el peso y proteger el corazón.

 

Consejos para desintoxicarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latitude: 41 deg 14 min 17.8 sec N Longitude: 1 deg 48 min 26.6 dec E